de las últimas palabras

febrero 13, 2020 § 1 comentario

No tengo claro que la verdad —esa última palabra— pueda ser transmitida. Quienes regresan han visto lo que muchos aún no hemos visto (y quizá nunca lleguemos a ver). Pero lo que tienen qué decir son cosas del estilo todo pasa o no sabemos nada. Son palabras justas, en el sentido casi métrico de la expresión. Y porque lo son, soportan el peso de lo indiscutible, al menos mientras estemos en la frontera de lo visible. Cualquier paráfrasis —cualquier glosa— está de más. Sin embargo, los que las escuchamos desde la barrera no podemos evitar la sensación de que eso ya lo sabíamos. Ahora bien, aunque creamos saberlo, aún no hemos caído en la cuenta —aún no nos entra el temblor de piernas.

De ahí que el poeta quiera provocar ese temblor antes de tiempo —cuando aún estamos a tiempo. Y por eso va en busca de lo insólito que amaga la obviedad. Algunos lo consiguen. Su logro, unos pocos pecios. En cualquier caso, para qué poetas en tiempos de miseria.  

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para Jueves, febrero 13th, 2020 en la modificación.