fetiche

marzo 11, 2020 § Deja un comentario

Una sociedad se define en torno a lo sagrado. Y sagrado significa literalmente intocable. Siempre ha sido así —y lo sigue siendo. Cambian, en cualquier caso, los referentes. Así, antiguamente hablaríamos de lo que procede de lo alto. Hoy en día de la mercancía. Pues esta permanece pura, mientras no la toques. Una vez lo haces, la mercancía se devalúa, pasa al ámbito de lo utilizable (y, por consiguiente, de lo desechable). Un iphone de mil euros, ya vale setecientos justo después de abrir el paquete.Su carácter sagrado solo se mantiene en el escaparate. Nada representa mejor que la mercancía nuestra incapacidad para permanecer ante lo sagrado. Pues lo sagrado es un mírame, pero no me toques. Y el hombre moderno difícilmente puede soportar un dios. Necesita ensuciarlo. Ahora bien, para poder ensuciarlo, antes tuvo que crucificarlo.   

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para Miércoles, marzo 11th, 2020 en la modificación.