eucaristía y rito sacrificial

julio 21, 2020 § Deja un comentario

La lógica del sacrificio religioso es contundente: hay que darle de comer al dios, esa bestia, para que no nos devore. Como el domador, que para poder acercarse al león, antes tiene que saciar su hambre. De ahí lo desconcertante del cristianismo. Y es que la revelación de Dios como crucificado implica un cambio de polaridad dentro de la relación sacrificial: no es el hombre, sino Dios mismo quien se inmola para que podamos alimentarnos de su carne y de su sangre, por decirlo así. El rito eucarístico es, por tanto, ininteligible si no es desde el horizonte de los sacrificios paganos, cuya lógica, precisamente, invierte. Sin duda, un Dios que se sacrifica para que el hombre viva de Dios —mejor dicho, de su espíritu— ya no puede seguir siendo el que imaginamos religiosamente. Ahora bien, quienes viven del espíritu de Dios —ese resto— comparten el pan de cada día, que es como si hoy en día compartiéramos el sueldo: nadie se quedará sin pan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo eucaristía y rito sacrificial en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: