del lado del otro

enero 25, 2018 Comentarios desactivados en del lado del otro

El océano puede que sea una solución para el desarraigo del hombre, pero no para la desgarradura de Dios. La cuestión no es, por tanto, qué puede esperar el hombre, sino qué puede esperar Dios. Y no parece que Dios pueda esperar la paz de un mar en calma. Pues no hay plenitud que valga para esos padres que han visto morir a sus hijos antes de tiempo. Tan solo su resurrección podría reparar el daño infinito de su pérdida.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo del lado del otro en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: