desacralización y crisis ecológica

agosto 13, 2018 Comentarios desactivados en desacralización y crisis ecológica

Como es sabido, la desacralización del mundo comienza con Yavhé. Pues Yavhé es para Israel el único Dios que vale como tal, un Dios que, sin embargo, se encuentra fuera de los mundos como el Dios que los mundos tienen, precisamente, pendiente hasta el punto de rozar la inexistencia. De ahí que algunos, afilando el lápiz, sostengan que Yavhé es acaso la raíz más profunda de la actual crisis ecológica. Pues un mundo despoblado de dioses, un mundo en el que nada es sagrado o intocable, no hay bosque que no pueda ser talado. Sin embargo, la realidad de Yavhé no conduce de por sí a la explotación del mundo. Más bien, es su pérdida la que nos abre a la posibilidad de la transformación técnica de cuanto es. Pues lo que se desprende de la radical trascendencia de Yavhé, la cual linda con la nada, no es un mundo a nuestra entera disposición, sino un mundo en usufructo, una herencia, al fin y al cabo, un milagro. Cuando dejamos a un lado la experiencia del don nos comportamos como aquellos malcriados que creen que no le deben nada a sus padres. La caza es inevitable. Pero no es lo mismo cazar por deporte, que cazar como el viejo cazador, el cual siempre tenía presente que la presa se sacrificaba para que él y los suyos pudieran seguir con vida. De ahí la necesidad de un ritual que, frente a la tendencia humana a la apropiación indebida, preserve el carácter sagrado de la vida que se nos entrega como dádiva. Con todo, donde desaparece el temor de Dios no hay ritual que valga. En cualquier caso, prohibiciones fácilmente sorteables. Y donde la ley ocupa el lugar del tabú, tarde o temprano el hombre se enfrenta a lo irreparable.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo desacralización y crisis ecológica en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: