confessio

agosto 26, 2018 Comentarios desactivados en confessio

El confessio es el lugar en el que, dentro de una iglesia, se encuentran sepultados los mártires de la fe. Por lo común, suele estar ubicado bajo el altar, dando a entender que la comunidad se reúne en nombre de aquel a quien le debe la fe. Por otro lado, la palabra confesión posee un origen judicial. Los primeros cristianos confesaban que Jesús era el Señor ante un tribunal romano. En la confesión, un cristiano se jugaba la vida, aunque ya podía suponer cómo acabaría el asunto. De ahí que la fe no sea un suponer que hay alguien en el más alla que cuida de nosotros o, como suele decirse hoy en día, un algo, cosa la cual anda cercana a la estupidez, cuando menos porque resulta obvio —o debería serlo— que nos iremos de aquí sin tener mucha idea de qué va el asunto. La fe, en tanto que confesión, arraiga en el tuétano de la existencia. Un creyente es por entero su fe, su confianza en Dios. Esto puede sonar a talibán. Pero a diferencia del talibán, el cristiano no confiesa una verdad, sino una verdad encarnada. Esto es, la confesión siempre apunta a aquel con quien el cristiano se encuentra en deuda. Renegar del crucificado ante un tribunal romano en favor del César era por tanto como si nosotros le escupiéramos a la cara de aquel que nos salvó de morir de inanición. La fe exige valor, aunque hoy en día demos por descontado que se trata de una opción entre otras como quien decide tomarse un whiskey en vez de Vichy catalán. Así, no se entiende la confesión creyente sin la experiencia de un haber sido rescatados por la inmolación del Hijo de Dios. Evidentemente, hoy en día esto suena a chino. Pero que, con la intención de hacer más sensata la creencia, hayamos elegido el océano como imagen de la divinidad en vez de aquel que cuelga de un madero como un proscrito de Dios ya es un síntoma de lo lejos que nos encontramos de la verdad de Dios.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo confessio en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: