Romero

septiembre 6, 2018 Comentarios desactivados en Romero

Óscar Romero hizo posible que los pobres de El Salvador pudieran creer que Dios estaba de su parte. Al igual los esclavos de Israel pudieron creer en su momento que contaban con el apoyo un Dios, tras cruzar el mar de las cañas liderados por Moisés. Hay que ponerse en la situación de los que no cuentan para intuir, cuando menos, lo que supone que haya alguien que, en nombre de Dios, quiera que vivas y vivas con dignidad. Para llorar de alegría. Por ti y por tus hijos. Pues en el pozo de la miseria, incluso puedes llegar a convencerte de que no tienes derecho a seguir existiendo. De que los poderosos tienen razón. Que no eres mucho más que una sucia rata. Como sabemos, Óscar Romero, el monseñor que, al ver la pobreza de tantos, decidió dejar el palacio episcopal, murió tiroteado mientras celebraba la eucaristía. Él era muy consciente de que, habiendo sido amenazado por los militares, podía ser asesinado en cualquier momento. Y, con todo, quiso quedarse junto a aquellos cuyo clamor escuchaba como el clamor mismo de Dios. Podríamos reescribir Flp 2 teniendo en cuenta la pasión de Romero. De hecho, no hay mejor descifrador para el lenguaje del credo cristiano que la vida de los santos. Para un cristiano, la disyuntiva está clara: o Romero o Nietzsche. Desde este punto de vista, el océano no es una opción. De hecho, como viera el mismo Nietzsche, el océano oriental está más cerca del nihilismo que de la paz.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Romero en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: