el padrenuestro

octubre 4, 2018 Comentarios desactivados en el padrenuestro

Como dice JB Metz, el padrenuestro no deja de ser un pedirle a Dios por Dios. Y, por eso mismo, se pide por por el pan de cada día. Ahora bien, la petición no es “dame el pan”, sino “danos el pan”. Como si no cupiera dirigirse a Dios si no es desde el locus de la fraternidad. Un Dios demasiado íntimo fácilmente términa siendo un trasunto del amigo invisible de la infancia, el último recurso de una vida sin prójimo. No casualmente decía Berdiaev que mi hambre es un problema material. Pero el hambre del otro es un asunto que trasciende lo material. Aunque lo exija.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo el padrenuestro en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: