un dios es un asno

febrero 20, 2020 § Deja un comentario

Un dios es, por defecto, omnipotente. Esto significa que nada le puede. O por decirlo de otro modo, que frente a diferentes opciones no se siente inclinado por ninguna en particular. Las diferentes alternativas —de tenerlas— le darían igual. La situación en la que se encuentra es análoga a la del famoso asno de Buridán, el cual, como sabemos, termina muriéndose de hambre al no poder elegir entre dos montones de paja exactamente iguales y de los que equidista. No sería el caso de nuestro dios. Al menos, él tiraría una moneda al aire. Por eso mismo, su libertad sería arbitraria. Pero también, por eso mismo, no sería nadie. Pues de ser alguien —de poder decir yo— su elección estaría decidida de antemano por su particular modo de ser. Y ya no podríamos decir que fuese omnipotente. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo un dios es un asno en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: