de pobres

marzo 17, 2020 § Deja un comentario

No es lo mismo hablar de los pobres desde el bienestar que siendo pobre. En el primer caso, el pobre es el tema —por no decir el mito, para quienes se dicen a sí mismos que deberían aliviar su miseria. En el segundo, el pobre —el compañero— probablemente sea un hijoputa. Pues la pobreza, por lo común, nos convierte en una ruina moral. Solo hay que estar en la puerta de las iglesias para ver cómo compiten por el territorio —por explotar nuestra vergüenza. No hay mundo, sino mundos. Y en cada mundo, impera un orden —una jerarquía. La bondad y la maldad están repartidas en cada mundo por igual. Con todo, nada de lo dicho quita que al que vive de nuestra compasión, esté o no moralmente podrido, le debamos algo más que una limosna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo de pobres en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: