tres modos de creer

abril 4, 2022 § Deja un comentario

Esto del creer admite, diría, tres modos. El primero, se cree en lo que se cree: hay en los cielos un Dios que nos ampara a su modo. Podemos dirigirnos a él como el niño se dirige al ángel de la guarda. Se trata de la creencia más común. Sin embargo, no se distingue de las suposiciones que nos permiten cuadrar nuestro estar en el mundo. Con el segundo, creemos que es verdad que, por ejemplo, el crucificado es el quién de Dios. Que no hay Dios al margen de la cruz. En este caso, no hay propiamente fe, sino teología. De hecho, seguimos con lo nuestro. Aquí, la creencia revela tan solo una inquietud por la verdad. En el tercer modo, el creyente se encuentra por entero sometido a la voluntad —la voz— que se desprende de la radical trascendencia de Dios. No entiende del todo, pero es fiel. Es el que da de comer al hambriento en nombre de un porvenir que no está en sus manos asegurar. Y probablemente diga de sí mismo que no termina de creer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo tres modos de creer en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: