setze jutges…

mayo 17, 2022 § Deja un comentario

El pobre, según Hume, inspira nuestra compasión —una reacción empática. Según el cristianismo, no solo: también nos juzga. Por un lado, el pobre nos invoca. Pero, por otro, nos obliga a responder a su acusación. Sin embargo, no entendemos que ante él nos hallemos realmente sub iudice, donde nos encontramos por encima, tan satisfechos de habernos conocido. Esto es, no lo entendemos hasta que no caemos en la cuenta de que su demanda, en el doble sentido de la palabra, es una oportunidad de redención.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo setze jutges… en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: