la mugre no huele a incienso

julio 27, 2011 Comentarios desactivados en la mugre no huele a incienso

Si es cierto que ellos, los crucificados, nos juzgarán, entonces no nos juzgarán los buenos cristianos, esos que suelen ocupar los primeros bancos de las iglesias. Fácilmente creemos que, cristianamente hablando, se trata de llevar una vida espiritual, de estar conectados a la luz que sostiene el universo, de experimentar continuamente la presencia de una divinidad oceánica… Pero cristianamente hablando no hay más presencia de Dios que la de los crucificados de este mundo. Si cristianamente hemos de hacer como Teresa de Calcuta, no es porque su vida fuera una vida elevada, como quien dice, sino porque ella no hizo más que ponerse en manos del pobre para implorar su perdón. El compromiso creyente quizá no responda tanto al sentido de la compasión como a la necesidad de expiación. Mejor dicho: la compasión cristiana va siempre de rodillas. Otra cosa es que no nos creamos esto de estar pendientes de juicio y que demos por sentado que de lo que se trata es de alcanzar una cierta plenitud. En ese caso, ser como Teresa de Calcuta probablemente no sea una buena idea.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo la mugre no huele a incienso en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: