pole position

marzo 2, 2018 Comentarios desactivados en pole position

Desde el punto de vista bíblico, lo primero no es el pedirle a Dios por Dios, sino el clamar de Dios por el hombre. Si Dios llama al hombre —y ya sabemos cómo lo llama— es porque lo ha perdido de vista. Y al perderlo sufre, como quien dice, una brutal crisis de identidad. Es como si nos mirásemos al espejo y no viéramos a nadie. O como el padre que ha perdido a su hijo, que ya no tiene vida por delante… salvo que su hijo resucitara. Ese hombre no sería mucho más que un lamento. De ahi que la posibilidad de Dios dependa de la respuesta del hombre a su voz, la cual escuchamos en el grito de quienes sufren, precisamente, la realidad de un Dios sin imagen.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo pole position en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: