anti-Darwin

marzo 24, 2019 Comentarios desactivados en anti-Darwin

El cristianismo es antidarwinista por definición. Y no porque, cristianamente, no pueda decirse que, de hecho, el hombre procede del mono. Pues, aun procediendo del mono, el hombre es aquel mono que se comprende a sí mismo como arrancado (y, por eso mismo, ya no es un mono). Lo que el cristianismo nunca podrá admitir es lo que los más fuertes tengan la última palabra (y ello en nombre de un Dios cuya voz emerge de la garganta de los hambrientos). Ciertamente, desde nuestro lado, resulta difícil no admitirlo. Pero la fe no nace del lado del hombre. Increíble, sin duda. Pero, lo increíble no tiene por qué no ser verdadero (aunque, por supuesto, tampoco verdadero). De hecho, lo real es lo que no encaja en los moldes de lo concebible. Con todo, la idea de que solo sobreviven los más fuertes no deja de ser una tautología. Pues, los fuertes son, precisamente, los que sobreviven.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo anti-Darwin en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: