primus inter pares

abril 14, 2019 Comentarios desactivados en primus inter pares

Ciertamente, es mejor dialogar que no hacerlo. Sin embargo, uno podría preguntarse, si cabe dialogar donde presuponemos que cada opinión se encuentra en el mismo plano, esto es, donde no parece que estemos dispuestos a dejarnos convencer por el mejor argumento —donde el único argumento válido termina siendo el de la descalificación ad hominem—. Una vez hemos dejado de confiar en la razón, no hay manera de que podamos ir más allá de constatar una diversidad de pareceres. En cualquier caso, triunfará el publicista más hábil, el seductor. Ahora bien, y en lo que respecta a aquellos asuntos que no admiten una cuantificación, la confianza en la razón exige que antes confiemos en quien, en principio, sabe más que nosotros. Y es que los puntos de vista no valen por igual, aun cuando sea indiscutible que no hay visión que no se dé desde un punto de vista. Un diálogo que esté al servicio de la búsqueda de la verdad tiene que admitir, como supo ver Platón, el principio de autoridad o, por decirlo de otro modo, que no todos jugamos en la misma liga. Es cierto que el diálogo consiste en poner a la autoridad contra las cuerdas. Pero una cosa no quita la otra. Quien dialoga tiene que estar dispuesto a escuchar a aquel que tiene algo que decirnos… porque sabe de lo que habla. No todos nos encontramos en el mismo nivel. Sin embargo, esto es precisamente lo que hoy en día no estamos dispuestos a aceptar, sometidos como estamos al prejuicio de una igualdad por defecto. Y donde prevalece este prejuicio va a ser difícil que podamos efectivamente dialogar. En la cancha del griterio, siempre se gana por impacto.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo primus inter pares en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: