un padre, un hermano

enero 1, 2021 § Deja un comentario

Por supuesto que me acordaba del insomnio permanente de mi hermano mayor. Había sido condenado a muerte por un tribunal militar durante la guerra civil. ¿Su crimen? Haberse negado a torturar a dos guerrileras que había capturado su compañía. Todos los demás obedecieron la orden del capitán. Solo él se negó. ¿De dónde había sacado el valor? Alguna vez le pregunté, mucho más tarde, después de la guerra: ¿cómo te atreviste a negarte? Podrían haberte ejecutado ahí mismo. Él me respondió: si lo hubiera hecho ¿que habría dicho papá? Esa fue su respuesta: ¿qué habría dicho papá? Eso es tener un padre. Eso es tener un hermano mayor. Ya no vive. Una mañana se levantó, se hizo su café, se sentó en el sofá a tomárselo, y no se levantó más. Se le reventó la aorta y ya no pudo siquiera tomar su último café.

Theodor Kallifatides

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo un padre, un hermano en la modificación.

Meta

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: