del asombro y la sospecha

enero 9, 2023 § 1 comentario

Que haya fuego. Que haya lluvia. Que crezca la hierba. El imperativo de Dios es el envés de nuestro asombro. Y lo es, no porque Dios proceda a la manera de un demiurgo, sino porque la nada —el retroceso de Dios hasta devenir el aún-nadie— es el fondo inescrutable de cuanto es (y por eso mismo podemos hablar de creación). Como nos recuerda el poeta, la rosa es sin porqué. Toda presencia es un acontecimiento para quien conserva una capacidad para el asombro, en definitiva, lo mejor de su infancia.

Así, en modo alguno será casual que, donde la sospecha sustituye al asombro como actitud fundamental —y esto es lo que significa el advenimiento de la Modernidad—, difícilmente podremos comprender nuestra existencia como la de aquellos que se encuentran expuestos a una genuina trascendencia. Y esto probablemente sea un error. Aun cuando suponga a la vez una cierta liberación. Pues el asombro va, inevitablemente, con unas cuantas dosis de temor.

§ Una respuesta a del asombro y la sospecha

  • Carmen dice:

    Además del asombro, que responde, creo, a la experiencia de la contingencia/muerte —el sin porqué de la rosa—, ¿no cabría también considerar la experiencia de la falta de peso —la propia y también genérica pobreza humana—? Con todas las cautelas y freudo-sospechas en que este blog tanto insiste, y como no he sido capaz de encontrarlo en su versión española, copio aquí en inglés este fragmento del Talmud (Jaguigá 15A) que la «fundamentaría» de algún modo desde la visión antigua: «Rabbi Yehoshua said to him: From where do you come and where are you going, ben Zoma, i.e., what is on your mind? He said to him: In my thoughts I was looking upon the act of Creation, at the gap between the upper waters and the lower waters, as there is only the breadth of a mere three fingers between them, as it is stated: “And the spirit of God hovered over the face of the waters”, like a dove hovering over its young without touching them. ¿Serían esos tres dedos la distancia que permite la libertad/salto de fe (with the drawing of this Love and the voice of this Calling…) que rompe la clausura del mundo, aun cuando sea hacia el mundo «siempre por-venir»?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo del asombro y la sospecha en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: