teodramáticas

enero 24, 2019 Comentarios desactivados en teodramáticas

JF Lyotard, como es sabido, definió la posmodernidad como la crisis del metarrelato. O, lo que viene a ser lo mismo, la postmodernidad no puede concebir la Historia como el drama cósmico en donde las fuerzas del bien y el mal pugnan por la supremacía. En este sentido, Star Wars sería el resto de una antigua convicción. Nihilismo significa que el hombre ya no puede comprenderse como el que participa de una teodramática. El mundo no espera ninguna redención, ninguna victoria final. Tan solo somos bolas de billar. El hombre no puede engendrar ningún sentido. Pues el sentido —como el valor— o se reconoce o no puede darse como tal. Quizá la única salida al nihilismo pase por preguntarse, no por las razones que puedan haber, sino por quién aún es capaz de una teodramática o bajo qué situaciones el hombre puede aún comprenderse como aquel que se encuentra en manos de una voluntad. O por decirlo con otras palabras, en qué contexto cabe aún la aparición. Ciertamente, desde fuera de esas situaciones, la aparición solo puede ser entendida, hoy en día, como ficción. Pero no me atrevería a decir que el hijo que ve a su padre en la colilla que apuró antes de morir —y que conserva como sagrada— sufra una alucinación. Simplemente, nosotros no podemos ver lo que él ve.

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo teodramáticas en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: