dos ópticas

septiembre 1, 2019 § 1 comentario

O vemos las cosas desde la óptica del final, como si nos fuéramos despidiendo, o desde la de la redención. En el primer caso, todo se carga con el valor de lo irrepetible. En el segundo, con el de un porvenir imposible y, por eso mismo, increíble. De ahí que esta segunda óptica no dependa solo de nosotros —aunque tampoco de un mesías ex machina. El resto es un triste, aun cuando a veces excitante, anar fent.

§ Una respuesta a dos ópticas

  • Carmen dice:

    ¿No sería posible, si no la simultaneidad de perspectivas que parece algo sobre-humano, si quizá una alternancia coyuntural –y hasta con confluencias puntuales entre ellas–? Hacia ahí podrían apuntar ciertas interpretaciones de la mística como el esbozo de la temporalidad como meta-símbolo en san Juan de la Cruz que hizo Miguel Norbert Ubarri ayer en el congreso sobre El cántico espiritual que está teniendo lugar en el CITeS, Ávila, durante esta semana. Fue solo un esbozo, pero ¿podría dar lugar a desarrollos simbólico-conceptuales que a mí se me escapan pero quizá no muy divergentes de determinados conceptos-imágenes contraintuitivos de la física teórica actual? ¿O solo nos queda optar resignadamente entre los límites de la razón en este campo y la conclusión de la neurociencia de que se reducen a epifenómenos derivados del estrés sensorial?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo dos ópticas en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: