predestinación

agosto 25, 2020 § Deja un comentario

Según Agustín, solo unos pocos han sido elegidos para la salvación. Que seamos o no condenados ya fue decidido in illo tempore. Parece, pues, que no hay nada que hacer. Tampoco podría ser de otro modo, si es verdad que para Dios no hay tiempo. La doctrina de Agustín guarda un aire de familia con el mito platónico de Er o la creencia hindú en un karma personal. Como si el carácter de cada uno estuviera determinado de antemano. El punto de partida es que los hay buenos de por sí y los hay que no son de fiar. Hoy hablaríamos de la genética y las circunstancias. Se trata de algo constatable. Los gnósticos, de hecho, también dividieron a los hombres en pneumàticos e hylicos —del griego hylé, materia—, aun cuando algunos autores añadieran la categoría de los tibios —los que no son ni fu ni fa. Ciertamente, el que no sepamos si nos contamos entre los elegidos nos da un margen para creer en la libertad. Pero no da la impresión de que la idea de la predestinación cuadre con la convicción evangélica de que cualquiera, sea sacerdote o genocida, puede convertirse y comenzar de nuevo. Ni tampoco con la experiencia bíblica de un Dios que no quiso ser Dios sin el fiat del hombre. Quizá lo único que pretendió Agustín fue entender la naturaleza anónima de un destino en los términos de la voluntad de Dios. Pero no sabría decir qué es preferible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo predestinación en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: