fantástico

agosto 26, 2020 § Deja un comentario

Vivir de fantasías es la muerte. En cualquier caso, sigues por inercia o por la zanahoria tras el palo. Todo comienza cuando caes en la cuenta de que no hay solución —de que el hiato es insalvable—. Y comienza para (el) bien. Pues lo que entonces aparece no es el ángel, sino la carne. El encuentro no tiene que ver con el encaje de las piezas. Aunque también es posible que te quedes únicamente con el vacío que deja el ángel. Un niño siempre despreciará la galleta partida en dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo fantástico en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: