todo bien

marzo 28, 2022 § Deja un comentario

La antigua fe —la de la cristiandad— se parece mucho a un todo en orden y muy satisfecho. Dios a veces cambia la sentencia, pero nunca, sus designios. El puzle cuadra. Como satisfechos pudimos dormir en paz. El Rey mantiene las cosas en su sitio. Poco que ver con la primera fe. En la cristiandad, Dios es el pantocrator, el presupuesto de una cosmovisión. Difícilmente, aquel que quiso ponerse en manos del hombre para llegar a ser el que será (y por eso mismo, un Dios cuyo porvenir está en el aire… aun cuando se nos haya hecho un spoiler).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo todo bien en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: